martes, 9 de agosto de 2011

Somos locávoros, y nosotros sin saberlo

En el caso de los animales, llamamos carnívoro a quien basa su alimentación en el consumo de carne de otros animales (del latín carnivorum, literalmente 'devorador de carne'). Quien se alimenta de plantas es considerado herbívoro (del latín herbivorum, 'devorador de hierbas'). Y quien come ambas cosas es catalogado como omnívoro (del latín omnis 'todo' y -vorum 'que come').

De acuerdo a esa misma lógica nace el término locávoro incluído en 2007 en el New Oxford American Dictionary y en 2010 en el diccionario francés Larousse. La RAE aún no ha aceptado esta palabra, pero podemos adelantar un significado: 'Persona que basa su alimentación en productos locales'. ¿Quiere eso decir que tenemos que consumir productos ecológicos? No necesariamente. Da igual que los tomates sean ecológicos si resulta que nos los están trayendo en avión desde Argentina. Mejor el tomate local, aunque esté cultivado con métodos tradicionales. Ah ¿o sea que es eso? Pues llevamos toda la vida siendo locávoros y nosotros sin saberlo.

¿Y qué distancia es aceptable para que un producto sea considerado local? Pues depende del criterio de cada uno, pero se habla de un radio de unas 100 millas. Es decir, un área que, tomando como centro Pamplona, abarcaría la totalidad de Navarra, La Rioja, Álava, Bizkaia, Gipuzkoa y el departamento francés de Pyrénées-Atlantiques, y gran parte de Huesca, Zaragoza, Soria, Burgos, Cantabria, las Landas y Hautes-Pyrénées. Todo un paraíso gastronómico.

Pero entonces ¿quiero eso decir que tenemos que renunciar a los productos de allende nuestras fronteras? No, no hay por qué renunciar al café, al té, al cacao, a las naranjas o a los quesos de las más diversas procedencias. Sólo decimos que si un producto lo tenemos en casa ¿por qué irnos a por uno de fuera?

Yo cuando compro productos locales estoy optando por productos frescos, recogidos en las últimas 24 horas, y no hace semanas como los de las grandes superficies. Busco productos con sabor, que hayan madurado en la planta y no en cámaras frigoríficas a base de etileno. Productos saludables, que conserven sus vitaminas, que estén libres de productos químicos o que por lo menos sepamos en qué condiciones han sido elaborados. Busco los productos propios del momento; los de cada estación. Y busco, también, apoyar a los pequeños productores y favorecer el mantenimiento de nuestros cultivos.

Incluso tengo mi propia huerta, donde cultivo mis propias hortalizas. Algo que recomiendo a todo el mundo, aunque sólo dispongan de una terraza o una simple ventana orientada al sol.

-------------------

¿Quieres estar al tanto de la actualidad y las recetas de la Huerta Navarra? Apúntate aquí para recibir gratis las novedades de huertanavarra.com.
¡¡Y anímate a COMENTAR!! Recuerda que este blog se alimenta de tus COMENTARIOS.

Google+

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More