viernes, 11 de noviembre de 2011

Endivias con salsa roquefort y nueces

Os traigo una buena nueva que afectará de manera positiva a este blog. Abandono el Olimpo de los dioses nipones para seguir los sagrados Cánones (o Kwanones) de Kuan Yin, diosa budista de la misericordia, y Eos, diosa griega de la aurora.

No me voy con los adoradores del pentaprisma, ni kon la secta de los Nippon Kōgaku Kōgyō (a pesar de mi veneración por el gran maestro Hugo). Me voy con los Canonistas.

Los resultados de mi conversión los iréis viendo a medida que vaya descubriendo las luces y sombras de esta nueva religión. Vamos con la receta de hoy.

Ingredientes para 4 personas
• 4 endivias (600 gramos)
• 400 gramos de queso roquefort
• 200 ml. de leche
• 30 ml. de brandy o coñac
• 20 nueces (200 gr)

Preparación
1. Lavar las endivias (o endibias, que de las dos formas lo encontraréis escrito). No es necesario esmerarse en el lavado pues, debido al tipo de cultivo (hidropónico), suelen venir bastante limpias. Deshojarlas y colocarlas en una fuente.

2. Poner un cazo al fuego, no muy fuerte, con el queso roquefort, la leche y el coñac, y dejar que funda y reduzca hasta conseguir el espesor deseado. La mayoría de las recetas incluyen nata, pero se puede prescindir de ella. Verter la salsa sobre las endivias.

3. Pelar y trocear las nueces y añadirlas sobre las endivias.

Aunque no sea muy original (las propias endivias traían una receta parecida en su envoltorio) la verdad es que ésta es una receta deliciosa, especialmente para los que nos gusta el queso roquefort.

-------------------

¿Quieres estar al tanto de la actualidad y las recetas de la Embajada de la Huerta? Apúntate aquí para recibir gratis la actualidad diplomática de EmbajadadelaHuerta.com.
¡¡Y anímate a COMENTAR!! Recuerda que este blog se alimenta de tus COMENTARIOS.

Google+

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More