miércoles, 30 de noviembre de 2011

Visita al Basque Culinary Center

Impresionante. Esa es la palabra con la que definiría al Basque Culinary Center, tras la visita que realizamos a iniciativa de Astrid, de miblogdepintxos. En el BCC todo es nuevo. Todo recién estrenado o todavía sin estrenar. Y todo muy bien pensado; hasta el último detalle.

Todo reluce en un práctico y original edificio que se adapta de manera espectacular al inclinado terreno. Así, la planta de acceso al edificio, considerada planta baja de la fachada sur, es la quinta planta de la fachada norte. Ahí comenzamos nuestra visita al BCC, descendiendo uno a uno sus distintos niveles.

José Luis Galiana, director de comunicación del BCC y nuestro guía en esta visita, nos explicó que el mayor éxito de este centro radica en haber elevado a rango universitario unos estudios que hasta la fecha estaban clasificados como Formación Profesional. Los alumnos de esta facultad de ciencias gastronómicas saldrán graduados en Gastronomía y Artes Culinarias.

Aprenderán a cocinar, por supuesto, pero también adquirirán conocimientos científicos y empresariales, equiparándose así a otras carreras universitarias. Serán cuatro intensos años de preparación en los que pasarán 100 alumnos por curso; 400 en total.

Comenzamos nuestra visita por el restaurante, que aún no está abierto al público. Y ahí habríamos de terminarla también, con una degustación preparada por unos alumnos que apenas llevan un mes de estudios. Dentro de un par de años, cuando estos chicos y chicas estén más preparados, se abrirá un segundo restaurante en el que podrán degustarse creaciones propias de los alumnos.

La visita continuó recorriendo una a una todas las instalaciones: cocinas, aulas de formación, aula de análisis sensorial, laboratorios, cabinas de cata, cámaras frigoríficas, muelles de recepción de género... ¡Y un estudio de fotografía que ya me gustaría a mí tenerlo!

Dispone también de un auditorio con capacidad para 200 personas (equipado para show cooking, con su propia cocina auxiliar), una biblioteca...

...cocina para gran producción...

...y talleres especializados en carne, pescado, panadería, repostería, cocción... y ¡verdura! donde los alumnos aprenderán a conocer las verduras, limpiarlas, cortarlas... ¡Lastima no haber contado con esta Facultad de Ciencias Gastronómicas hace 20 años!

La visita terminó donde había comenzado: en el restaurante, donde nos ofrecieron el siguiente menú:

• Jamón y Lomo Ibérico alta Expresión
• Ostras al natural
• Ensalada de foie y jamón de pato
• Crema de Calabaza
• Porrusalda ahumada con taco de bacalao confitado
• Pizza de hongos Boletus Edulis y lascas de queso Idiazabal
• Merluza en salsa verde con almejas
• Carrilleras de cerdo Ibérico guisadas con Parmentier y pipas de girasol
• Degustación de quesos
• Sable Bretón cremoso de chocolate
• Creme de vainilla carameliza
• Jugo de frutos rojos con helado de Yogurt

Si tenéis la oportunidad de visitar el BCC no la dejéis pasar.

-------------------

¿Quieres estar al tanto de la actualidad y las recetas de la Embajada de la Huerta? Apúntate aquí para recibir gratis la actualidad diplomática de EmbajadadelaHuerta.com.
¡¡Y anímate a COMENTAR!! Recuerda que este blog se alimenta de tus COMENTARIOS.

4 comentarios:

qué fotos más buenas! me ha encantado la crónica que has hecho y sobre todo que al final os resultara interesante al visita que organizamos.
Habrá que volver dentro de unos cuantos meses y ver la evolución de los alumnos, no te parece? Con la excusa, nos volveremos a ver todos:)
un abrazo

Desde luego, no hay que perder la pista de estos futuros restauradores. Habrá más visitas, eso seguro. Un abrazo.

Gracias por compartir la visita ... tiene que ser alucinante poder estudiar alli :)

Buena crónica Fernando, y muy buenas fotos!
Estoy con Astrid en que habrá que vigilar de cerca a estos chavales, y volver a juntarnos!! ;) UN SALUDITO

Google+

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More