miércoles, 14 de diciembre de 2011

Visita a la Feria de Santa Lucía de Zumarraga y Urretxu

Empieza a llegar el que dicen va a ser el primer temporal del otoño (primero y último añadiría yo, porque la semana que viene entramos ya en invierno). Llegan las lluvias, sí, pero ayer nos respetaron. La tradicional Feria de Santa Lucía, que desde hace siglos anuncia la llegada del invierno, se celebró ayer en Zumarraga y Urretxu con viento sur, agradables temperaturas...

...y miles de personas. ―Gente mucha, pero ventas pocas― se me quejaba ayer una casera. Y esa fue también mi sensación: mucho mirón y mucha gente ociosa. ¿Qué pasa? ¿En este país no trabaja nadie?

Los que si que trabajaron fueron los de los 457 puestos de exposición y venta de frutas, verduras y productos del país, venidos de toda la provincia así como de Bizkaia, Navarra y el País Vasco francés. Y los distintos grupos de txistularis, dulzaineros y trikitilaris que amenizaron a propios y extraños.

Al que no haya estado nunca en estas localidades guipuzcoanas le interesará saber que Urretxu y Zumarraga son dos localidades que se confunden en una sóla. Dos pueblos siameses que viven pegados el uno al otro. Tan sólo 300 metros separan la Plaza Euskadi de Zumarraga de la Plaza Gernikako Arbola de Urretxu, principales escenarios de la feria...

...y entre ambas plazas, en el límite entre ambos municipios, podían verse los pollos y capones presentados a concurso.

―¿Eres tú el de la foto?― me preguntaron las talogiles de Ataun sin dejar de amasar y dar forma a los talos. Buscaban al ganador del rally fotográfico del año pasado, que lo hizo precisamente con una foto de estas damiselas del talo. Pero yo no era el príncipe azul que esperaban. Sólo soy un embajador de la huerta que debía continuar con su visita.

Y seguí recorriendo los puestos de verduras, frutos secos, manzanas reineta, miel, licores caseros, conservas, delicatessen, quesos, embutidos, tartas... ¡Y pan! Porque la elaboración de pan ha degenerado hasta tal punto que ya no se encuentra pan de verdad en las panaderías, y por eso se agradece encontrar pan del bueno en esta feria.

―Por Santa Lucía acorta la noche y alarga el día― dicen. Aunque una segunda parte lo matiza: ―Pero ni menguó ni creció hasta que Cristo no nació―. Sea como fuere, hasta el año que viene, Santa Lutzi.

-------------------

¿Quieres estar al tanto de la actualidad y las recetas de la Embajada de la Huerta? Apúntate aquí para recibir gratis la actualidad diplomática de EmbajadadelaHuerta.com.
¡¡Y anímate a COMENTAR!! Recuerda que este blog se alimenta de tus COMENTARIOS.

2 comentarios:

Pero qué gozada de mercado-feria y qué fotos tan buenas.
Saludos

me encantan estas ferias, todo rico y fresco :) un besuco

Google+

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More