martes, 6 de noviembre de 2012

Vendimia de Txakolí de Getaria 2012

La vendimia es uno de los momentos más esperados por una bodega. Es el momento de recoger los frutos de varios meses de trabajo. En el caso del txakoli de Getaria este momento llega entre los meses de septiembre y octubre, dependiendo de la bodega y, sobre todo, del grado de maduración de la uva hondarrabi zuri.

K5 Argiñano txakolina Txakoli de Getaria Vendimia 2012
A la bodega K5 el momento le llegó durante la primera quincena de octubre. Un momento especial en el que la climatología respondió con días de viento sur, sin excesivo calor y con ausencia de precipitaciones. ¡No se puede pedir más!

K5 Argiñano txakolina Txakoli de Getaria Vendimia 2012
Esperábamos encontrarnos una imagen similar a la de los campos de algodón, con una multitud de negros cantando a su espiritualidad. O cuando menos con cuadrillas enteras de temporeros rumanos. Nuestra sorpresa fue constatar que, salvo un senegalés, una pareja procedente de Ghana, un chico marroquí y una chica napolitana, el resto de recolectores, hasta el medio centenar, eran nativos euskaldunes; algún vizcaino, algún navarro y todos los demás guipuzcoanos, procedentes de Ñoñosti, Goierri Power y Tierra de "Jabalises".

K5 Argiñano txakolina Txakoli de Getaria Vendimia 2012
La labor diaria de los recolectores se alarga por espacio de ocho horas, interrumpidas a mediodía para reponer fuerzas con una comida preparada por alumnos de Aiala, la escuela de hostelería de Karlos Arguiñano. Ensaladas variadas, pollo, carrilleras de ternera, marmitako, paella y otros platos de fuste para gente que se comería un toro.

K5 Argiñano txakolina Txakoli de Getaria Vendimia 2012
La segunda sorpresa fue descubrir que, aunque las cepas alcanzan la altura de una persona, los racimos de uva se concentran en la mitad inferior, por lo que hay momentos en los que parece que, más que vendimiar, las viñas se ordeñan. Y, sin embargo, parece un trabajo menos duro, más descansado, que el de vendimiar en los viñedos de Navarra o Rioja, donde la altura de las cepas a buen seguro suponen una paliza para la espalda y los riñones del recolector.

K5 Argiñano txakolina Txakoli de Getaria Vendimia 2012
Viñas que en algunos sectores, quizá más jóvenes, ofrecían un rendimiento un tanto escaso, pero que en otras ocasiones aparecían tan pobladas que daban la impresión de encontrarnos en plena selva de Borneo y que en cualquier momento iba a aparecer un soldado japonés perdido desde la II Guerra Mundial. Viñas tan pobladas que con un par de ellas bastaban para llenar una de los cientos de barquillas repartidas por toda la finca.

K5 Argiñano txakolina Txakoli de Getaria Vendimia 2012
Barquillas que otra cuadrilla recogía y trasladaba en tractor a la bodega, donde un tercer equipo se encargaba de procesar la uva para el despalillado y la obtención del mosto. Excelente planificación y organización, donde cada pieza encaja con absoluta precisión, como si se tratara de la maquinaria de un reloj suizo.

K5 Argiñano txakolina Txakoli de Getaria Vendimia 2012
Por cierto, que tuvimos oportunidad de degustar el mosto recién exprimido. Un mosto dulce a pesar de la acidez que caracteriza a este tipo de uva.

K5 Argiñano txakolina Txakoli de Getaria Vendimia 2012
Y, mientras el mosto pasaba directamente a los depósitos, los raspones quedaban amontonados en un carro para desecho, porque el txakolí se elabora sin raspones.

K5 Argiñano txakolina Txakoli de Getaria Vendimia 2012
He querido poner esta imagen de los racimos después del despalillado porque así es como quedan las viñas después de ser desgranadas por la máquina vendimiadora. Un auténtico mónstruo que vendimia a cien por hora, es decir, que realiza en una hora el trabajo equivalente a unas cien personas.

K5 Argiñano txakolina Txakoli de Getaria Vendimia 2012
Pero esa máquina no es apta para todo tipo de terreno. No puede ser utilizada en terrenos con fuertes pendientes ni en aquellos dispuestos en terrazas. Así que, mientras no inventen una máquina que pueda trabajar en ese tipo de terrenos, los viñedos de K5 seguirán alegrándose cada año con las cuadrillas de vendimiadores.

K5 Argiñano txakolina Txakoli de Getaria Vendimia 2012
A las viñas les toca ahora un merecido descanso. Serán podadas, hibernarán y despertarán con la llegada de la primavera. Para entonces ya podremos degustar la cosecha 2012 de K5 Argiñano.

-------------------
¿Quieres estar al tanto de la actualidad y las recetas de la Embajada de la Huerta? Apúntate aquí para recibir gratis la actualidad diplomática de EmbajadadelaHuerta.com.
¡¡Y anímate a COMENTAR!! Recuerda que este blog se alimenta de tus COMENTARIOS.

Follow on Bloglovin

5 comentarios:

Cuanto se aprede en tu blog! que interesante entreda. hey! pasa por mi blog estoy de sorteo! :)

Me vengo a verte detrás de una alcachofa y me encuentro con Getaria.
Yo soy valenciana pero no hay verano que no camine entre esos viñedos, me encanta caminar de Zarautz a Getaria por la costa o por la montaña, viendo el mar o recreandome entre los viñedos y caserios de esa tierra tan verde. Y despues de la caminata un alto en una tasca maravillosa de la calle que va a parar a la Iglesia de Getaria, donde se saborean cientos de pinchos recien elaborados, un mosto o un txacolí y el camino de vuelta!!!!
Interesante blogpara quedarse y recrearse, siempre y cuando me prometas devolverme la visita!!!!
Lola

@Ross Gracias por el comentario. ¡Feliz cumpleblog!

@Ana-y-Blanca Bonito blog y bonitas fotos.

@Dana-et-Dana Gracias por los premios.

@Lola-García-Blaya Vengo de darme una vuelta por tu blog. Me ha encantado. Menudo curro te metes, documentando cada paso de las recetas. ¿Tasca con cientos de pinchos? Hablas del Politena, jajaja. Pues si te apetece ahora darte un paseo virtual de Zarautz a Getaria visita esta entrada: http://www.embajadadelahuerta.com/2012/01/visita-la-fiesta-del-txakoli-de-getaria.html

Google+

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More