miércoles, 16 de enero de 2013

Velouté de calabaza y apio

A mí, que me gusta de todo, me cuesta entender a aquellas personas que no les gusta alguna cosa. Bueno, no es que me cueste entenderles sino que suelo pensar que allá ellas, que ellas se lo pierden. Pues bien, en las últimas horas dos personas me han confesado en Twitter que no les gustan las alcachofas, base de la receta anterior, y el apio, ingrediente de la de hoy. Que lo han intentado en más de una ocasión, y en distintas preparaciones, pero que no pueden; que es superior a sus fuerzas. Si es así no pasa nada, lo importante es probar de todo. Así que me he comprometido con estas dos personas a que, desde esta Embajada, les otorgaremos una bula embajatoria dispensándoles de comer alcachofas y apio. Eso sí, bulas para sólo un año, porque los gustos cambian, y quien sabe si dentro de un tiempo empiezan a gustarles.

Receta de velouté de calabaza y apio con lardones de bacon y costrones de pan frito
Ingredientes para 4 personas
• 1'5 Kg. de calabaza
• 2 ramas de apio
• 100 gr. de bacon en lardones
• 8 rebanadas de pan
• 1 diente de ajo
• agua o caldo de verdura
• aceite de oliva
• sal
• pimienta
• nuez moscada

Receta de velouté de calabaza y apio con lardones de bacon y costrones de pan frito
Preparación
1. Pelar y picar el diente de ajo, picar las ramas de apio y poner ambas cosas a fuego lento en una cazuela con un poco de aceite de oliva. Tener durante aproximadamente cinco minutos, removiendo de vez en cuando.

2. Cortar la calabaza en dados, desechando la piel y las pepitas. Añadir a la cazuela y cubrir con agua (o mejor aún, con caldo de verduras). Poner un poco de sal, pimienta y nuez moscada, tapar y dejar hacer, a fuego vivo, durante unos 20 minutos. Triturar con la batidora y reservar.

3. En una sartén, freir el bacon y añadir a la velouté.

4. Podemos aprovechar para freir también unas rebanadas de pan o unos picatostes o costrones, con los que acompañaremos la velouté. ¡Buen provecho!

Receta de velouté de calabaza y apio con lardones de bacon y costrones de pan frito
Los que seguís el blog de la Embajada de la Huerta sabréis que suelo cocinar las verduras (calabacines, berenjenas...) sin quitarles la piel. Con las calabazas hago una excepción, porque tienen la piel demasiado dura (a veces cuesta quitársela). Sin embargo, debéis saber que los que siguen una dieta macrobiótica utilizan incluso la piel de la calabaza. Será cuestión de aprender a hacerlo.

-------------------
¿Quieres estar al tanto de la actualidad y las recetas de la Embajada de la Huerta? Apúntate aquí para recibir gratis la actualidad diplomática de EmbajadadelaHuerta.com.
¡¡Y anímate a COMENTAR!! Recuerda que este blog se alimenta de tus COMENTARIOS.

Follow on Bloglovin

6 comentarios:

Hay que probar todos los sabores que nos da la vida!!! Riquísima.

Pues a mí me gusta todo y esto tiene un pinta..., viva el apio!
Buen finde!!

@PacoOlivaylacocinadeoliva Esa creo que es la filosofía que hay que tener: probar de todo.

@Agus Claro que sí. Eso es lo bueno, que te guste todo; algunas cosas más que otras, pero todo. ¡Saludos!

Google+

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More