martes, 4 de febrero de 2014

La verdadera historia del abominable Cónsul General de las nieves

La semana pasada el excelentísimo Embajador, el honorable Cónsul General y algunos de los Agregados Gastronómicos de esta Embajada tuvimos que refugiarnos unos días en la Borda Embajatoria.


Unos días estupendos en los que nos acompañó la nieve.


Poca al principio, cuando nos preocupaba más calentar la borda (la encontramos a 7º C) que la propia nieve.


Conseguimos poner la borda a una temperatura muy agradable. Tuvimos gente a comer y aprovechamos para conspirar en clave de futuro.


Pero la siguiente mañana comenzó a nevar con fuerza y decidimos volver.


Hubo un momento que el coche se quedó sin poder seguir hacia adelante...


...ni volver sobre sus huellas...


...y el honorable Cónsul General perdió toda su honorabilidad y nos abandonó.


En ese momento nació un personaje legendario: el abominable Cónsul General de las nieves.


Le recogimos ya en la carretera. ¿Qué creeis? ¿Hicimos bien?

-------------------
¿Quieres estar al tanto de la actualidad y las recetas de la Embajada de la Huerta? Apúntate aquí para recibir gratis la actualidad diplomática de EmbajadadelaHuerta.com.
¡¡Y anímate a COMENTAR!! Recuerda que este blog se alimenta de tus COMENTARIOS.

Follow on Bloglovin


1 comentarios:

Buenos días:
Intuyo que el honorable Cónsul General no perdió su honorabilidad, sino que se expuso en beneficio de todos, ya que iba en busca de ayuda.
Veo por las rodadas, que el coche no iba provisto de cadenas, o me equivoco?
Que bonitas son estas excursiones y que bien se pasa.
Que pase un buen día a pesar del gobierno.
Saludos

Google+

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More